Agua – 10 “A” y Epílogo

10° “A”

Hoja número 21

 

“…desde que salimos del único e irrepetible lugar de este mundo. Soy un hombre sin memoria, ergo, sin pasado. Mi vida es un cambio constante. Una lucha interminable entre dos polos alejados, más no diferentes. Soy una mujer sin memoria. Por lo tanto, carezco de pasado. Mi vida cambia de forma permanente, sin sentir siquiera un dejo de culpabilidad por mi pobre ser. Llevo entre mis manos un estandarte inmóvil de una dualidad que es idéntica a sí misma, pero creada de diferentes estructuras. La memoria pertenece a mi cerebro. Mi cerebro pertenece a nuestro cuerpo. En nuestro cuerpo habitan más de mil almas. Unas jóvenes, otras viejas. Con experiencias diferentes. Lo sé todo. Sigue leyendo

Anuncios

Agua – 9 “A” (parte 2/2)

¿Qué hubiera pasado si hubiese ido con ella? ¿Cuánto tiempo había transcurrido ya? ¿Era tarde aún? Don Francisco pensaba que sí. O quizás no. Tampoco sabía eso. Comenzaba a sentir el peso del arrepentimiento una vez más. Porque su negligencia, su cobardía, su indecisión, desataron una infinita cadena de posibilidades. Pero sobretodo, de imposibilidades. ¿Cómo hubiera sido su vida? Las preguntas sin respuesta rozaban la locura. La desesperación. Todo lo que el existencialismo jamás pudo determinar. Don Francisco tenía una sola respuesta ante todo esto: que no vivió su propia vida. Esa era su conclusión a esta edad. Esperaba con ansias la hora de su muerte para que todo terminara de una vez. Para que su aburrimiento lo dejara en paz. Para que se le fuera el peso que lo encorvaba día a día. Está demasiado cansado. Y solo. Sigue leyendo

Agua – 9 “A” (parte 1/2)

9° “A”

Don Francisco entraba a su casa luego del trabajo. Eran las cinco y media de la mañana y ya comenzaba a amanecer. Poco a poco la bella Buenos Aires se vestía de rayos anaranjados. Un día más para ella, una noche menos para don Francisco. Estaba tan cansado con sus ochenta y dos años. Tan encorvado por las hernias de su columna. Tan triste por haber vivido arrepentido. Sigue leyendo

Agua – 8 “A” (parte 2/2)

Antes de retomar el camino a su casa le prestaron un paraguas. Parecía imposible el regreso con tanta lluvia. La parada del subte se encontraba a dos cuadras del lugar. Cuando llegó, advirtió que estaba interrumpido el servicio por inundaciones. Aguardó en la esquina bajo un techo. No podía parar de pensar en la imagen que había visto de ella contra ese espejo. Ahora de pie, se miraba, y desde ese ángulo se veía las piernas gordas. El vientre inflado. Vestía un pantalón blanco ajustado y sentía que sus muslos irían a explotar en cualquier momento. No era posible estar así. Debía hacer algo al respecto. Sintió ansiedad. Le dio hambre y se metió a un lugar de comidas rápidas que había a unos metros de ahí. Pidió una hamburguesa doble con queso. Unas papas fritas con aderezos. Devoró todo en menos de diez minutos. Ahora se sentía angustiada. Corrió al baño de inmediato. Cuando regresó a la mesa se terminó de beber su gaseosa de medio litro para compensar el gusto de su boca. Sigue leyendo

Agua – 8 “A” (parte 1/2)

8° “A”

Caritolinda terminaba de subir su autofoto matutina en su cuenta de Instagram. Era tan linda que apenas se despertaba se veía sexy. Una morena preciosa. Sensual. Cabello negro, salvaje. Más aún por las mañanas. Ojos enormes verdes y un cuerpo de ensueño. Llevaba puesto su pijama de florcitas: una remerita ajustada y un culotte con el mismo diseño. Su escote era lo que primero resaltaba en la foto y se podía ver que no llevaba corpiño. “Desde la camita” escribió para titularla. Sigue leyendo